RUTA TIJOLA-SERÓN

Empezamos en Tíjola, subimos la carretera dirección a Bayarque y luego a Bacares. Desde Bacares vamos al poblado minero de Las Menas, que es un antiguo poblado enclavado en la Sierra de los Filabres, perteneciente al municipio de Serón. En este lugar se extrajo hierro desde finales del siglo XVIII hasta el año 1968.

En todo lo relacionado con la actividad minera llegaron a trabajar hasta unas 2.900 personas; muchas de ellas no vivían en Menas y tenían que desplazarse cada día a pie atravesando la montaña desde localidades como Serón, Alcóntar, o Bacares entre otras.

Dentro de Las Menas poblado minero se pueden observar múltiples edificaciones importantes de la época de gran calidad arquitectónica, entre las que destacan la Ermita de Santa Bárbara, el hospital, oficinas, pabellón de obreros, talleres y varias casas de directivos y técnicos.

Después continuamos la ruta hasta Serón utilizando la carretera antigua AL-5406, un poco estrecha y sinuosa pero tiene un encanto especial y apenas tráfico. 

MINAS DE TALCO

Hablar de las minas del talco es recuperar parte de la historia de la Comarca del Almanzora. Con seguridad la extracción del talco en nuestra comarca data de tiempos árabes, incluso de los romanos y fenicios, precursores de todas la actividad minera por estos lugares.

Los primeros testimonios documentales que tenemos datan del siglo XIX, por producirse los primeros pleitos entre Ayuntamientos y particulares por el uso de terrenos y denuncios mineros, ya que “los criaderos de esteatitas” como les comunica a los talcos, no se consideraron dentro de la categoría de minerales hasta que por la Real Orden de 2 de abril de 1867 se estableció dicha inclusión en este grupo, como canteras de jaboncillo y por tanto con posibilidades de denuncio minero.

Minas del talco-resol .jpegCon posterioridad se han venido explotando, en un principio de forma individual por pozos concesionados por los Ayuntamientos y propietarios de los terrenos, y posteriormente por una empresa que se constituyó para tal minería, que se estableció en Somontín.

Entre los años 50 y 60 del siglo pasado, teniendo en cuenta las condiciones tanto de trabajo como económicas de esta minería, se produjo una gran emigración de nuestras gentes a lugares donde las condiciones de trabajo y de desarrollo eran más atractivas.

Hoy día se ha recuperado y habilitado el denominado Sendero de las Minas del Talco, que transcurre desde Lúcar hacia Somontín y que muestra toda la ruta en la que se trabajaba el talco y las minas y/o restos e las mismas que hay en esta ruta, popular y muy transitada por turistas y amantes del Senderismo.

¿Podemos Ayudarle?