DESCRIPCIÓN

Municipio perteneciente a la comarca del Valle del Almanzora, en la zona del mármol, pues es éste el principal recurso económico del pueblo, sobre todo la transformación de la piedra, además de una rica vega.

El pueblo está situado en la orilla del rí­o Almanzora y presenta un trazado nuevo, trazado a cordel, de calles rectas y casas uniformes, de entre las que sobresalen la Iglesia Parroquial. En la pedaní­a de Almanzora se encuentra el Palacio del Marqués de Almanzora, bello ejemplo del neoclásico.

Si hay algo que caracteriza especialmente a la Villa de Cantoria es el carácter acogedor y hospitalario de sus habitantes. La bonanza de su clima durante la gran parte del año y sus costumbres más arraigadas hacen que los cantorianos estén acostumbrados a vivir en la calle, a compartir experiencias y a abrir sus puertas a cualquiera que les visita. Un dato clarificador de esta hospitalidad es el gran número de extranjeros que han fijado su residencia en la Villa sintiéndose ya parte de ella. De hecho, no es extraño que estos ciudadanos participen activamente en los distintos festejos que se celebran a lo largo del año, así como en la vida cotidiana de la localidad.

 

Purificación Sánchez
Alcaldesa Excma. Ayuntamiento de Cantoria

Como alcaldesa de Cantoria es para mí un honor dar la bienvenida a todos aquellos que decidan descubrir las maravillas de nuestro pueblo a través de esta web.

Visitar Cantoria es una experiencia cargada de siglos de historia. Su singularidad constituye una sorprendente mezcla capaz de ofrecer al visitante múltiples posibilidades turísticas gracias a su importante legado histórico-religioso.

Me gustaría que esta web sirviera para incitar a todos a que disfruten y conozcan nuestro pueblo, deseándoles una agradable estancia que seguro les hará repetir.

DESCUBRE CANTORIA

HISTORIA

Las señas de identidad de Cantoria reposan sobre siglos y siglos de historia. No en vano, conocerla hoy supone descubrir, al tiempo, la infinidad de civilizaciones, pueblos y culturas que por ella han ido pasando con el correr de los años. Y es que su privilegiada situación geográfica, fronteriza con el Reino de Murcia y Andalucía, pronto la convirtieron en una zona estratégica para el asentamiento y protección de muchos pueblos.

Así pues, el origen de Cantoria se remonta a la prehistoria, a juzgar por los numerosos vestigios arqueológicos hallados en sus contornos. Éstos conservan la huella de los primeros pobladores allá por el Neolítico y, más tarde, la impronta de fenicios y griegos. Ya en el siglo XII, Cantoria fue una primitiva población árabe andalusí que, con la Conquista de Granada en 1488, se hizo cristiana recibiendo el título de Villa de la mano de los Reyes Católicos.

En 1515, su nombre quedó ligado al Marquesado de los Vélez cuando Don Pedro Fajardo la adquirió junto a Partaloa por dos millones y medio de maravedíes. Otro capítulo importante de su historia fue la sublevación morisca (1569-1571) pues, según los historiadores, Cantoria fue uno de los escenarios clave de la contienda que enfrentó a dos nombres propios: Jerónimo el Maleh y Don Juan de Austria, que eligió Cantoria para instalar su campamento de campaña.

Finalmente, el asentamiento actual de la Villa se realizó entre los años 1570 y 1573, aunque hubo que esperar hasta el 30 de noviembre de 1833 para que Cantoria se constituyera como municipio almeriense al crearse nuevamente la provincia de Almería por Don Francisco Javier de Burgos.

GASTRONOMÍA

Las migas

No hay duda. El plato estrella del recetario cantoriano, más allá de los días de lluvia que marca la tradición, sigue siendo las migas, una comida típica de la provincia de Almería que en la Villa cuenta con su propia receta. Entre sus ingredientes encontramos harina de trigo o de maíz (o ambas mezcladas), agua, aceite y sal.

Algo muy tradicional en Cantoria es acompañar las migas con caldo de pescado, pimentón (caldo elaborado con pimientos rojos y verdes asados), pimientos y tomates secos fritos, “tajás” (trozos de costilla y magra fritos), trozos de morcilla frita, pimientos fritos secos, tomates, ajos tiernos asados, rábanos, etcétera.

También existe en el recetario popular una variante de las migas, que son las gachas. En esta variedad, la harina se cuece dándole vueltas circulares con una cuchara de palo, lo que propicia que quede como una masa espesa. Una vez cocinadas, se bañan con caldo de pimentón o de pescado. También encontramos las gachas dulces que se cocinan con leche.

Los pucheros también cuentan con una larga tradición en la cocina cantoriana, por lo que podemos encontrar una gran variedad. Uno de ellos son las pelotas. Se trata de un puchero cocinado a fuego lento con habichuelas, hinojos y morcilla al que se le añaden una especie de albóndigas, de ahí su nombre, hechas de harina de maíz, chorizo, tocino y perejil. Otro puchero es el trigo, comida que cuenta con los mismos ingredientes que las pelotas pero al que se le añade trigo previamente picado, en lugar de las pelotas. También encontramos el puchero de calabaza, de col o de arroz.

Los gurullos y los fideos son otras comidas que gozan de gran fama en la Villa. Ambos guisos se cocinan con un sofrito hecho con perdiz o conejo, al que se le añaden patatas y en el caso del primero, gurullos (trozos pequeños de masa de harina) o fideos, eb el caso del segundo.

Y cuando aprieta el calor, el gazpacho también tiene su versión cantoriana y que consiste en una picada muy fina de pepino, tomate y cebolla (no se tritura) a la que se le añade agua muy fría, aceite, vinagre, y sal. Se aliña con ajo y se le añaden sopas de pan.

Por último, hay que mencionar la fritá de sangre, un plato que se hace con cebolla y tomate frito con sangre de cerdo cocida.

La tradicional matanza del cerdo aún hoy se sigue celebrando y de ella sale una rica variedad de embutidos caseros como la morcilla de arroz, el chorizo y el blanquillo.

Los dulces Cantorianos

Un capítulo importante de la gastronomía de la Villa lo ocupan los dulces ya que Cantoria es rica en repostería tradicional, la misma que se degusta durante las distintas fiestas de la localidad o la que alegra las mesas de Navidad o Semana Santa.

Entre los dulces más típicos podemos encontrar los almendrados (una especie de dos medias lunas de bizcocho rellenas de cabello de ángel y rebozadas con una fina capa de almendras molidas), los roscos de naranja, los suspiros de almendra, los mantecados de miel, los roscos de vino y aguardiente, los alfajores de almendra, las empanadillas rellenas y los roscos de anís.

http://www.cantoria.es

FIESTAS

Las Carretillas (16 de enero en honor de San Antón)

Siendo San Antonio Abad (patrono de los animales y del fuego) uno de los dos patronos que venera la Villa, Cantoria pertenece a ese grupo privilegiado de localidades donde la Navidad se alarga hasta bien entrado el mes de enero tal y como reza el dicho popular “Hasta San Antón Pascuas son”. Es tradicional celebrar su onomástica el 17 de enero bendiciendo a los animales, pero los cantorianos, quizás por su pasado musulmán, eligieron el fuego y la pólvora para festejarlo.

Es así como desde tiempos inmemoriales, Cantoria venera a San Antón con Las Carretillas, una de las fiestas más arraigadas de la Villa, que tiene lugar en la víspera del Día de San Antón, esto es, el 16 de enero. Para más señas, Las Carretillas son una especie de canutos de cartón (antiguamente eran de caña) que se rellenan de un compuesto de pólvora y limadura de hierro que al prenderse deben cumplir tres premisas básicas: no explotar, ni elevarse, sino moverse zigzagueante a ras de suelo. Ese es el espectáculo que proporciona una buena carretilla.

Hace algunas décadas, las carretillas se traían de la localidad Suflí, pero se fue forjando otra de las tradiciones de esta fiesta que es la de fabricarlas de una manera artesanal por las peñas de carretilleros.

El resultado de este trabajo, que lleva meses, se muestra durante la Noche de las Pruebas, la velada que precede a la noche grande de Las Carretillas y donde se elige al Mejor carretillero del año.

Llegado el gran día, víspera de San Antón, y ultimando los vecinos el montaje de las telas metálicas que protegerán las fachadas de sus casas, la fiesta de Las Carretillas arranca con una misa y la famosa Procesión del Carretillero, en la que San Antón, acompañado de su inseparable San Cayetano, es paseado y “bailado” por los carretilleros al grito de “Vivan los Santos”. Durante este recorrido, los carretilleros ya van ataviados como carretilleros, esto es, cubiertos con ropas gruesas, botas altas y cascos para protegerse de una larga noche que pasarán tirando carretillas (las primeras siempre son para los Santos) y visitando las casas de sus vecinos cargados con sus talines (caja de madera donde se guardan las carretillas).

Es tradicional montar hogueras en las calles y que en las casas se sirva a los carretilleros embutidos de la tierra regados con un buen vino del país. Al día siguiente, Día de San Antón, es festivo en Cantoria y se celebra con una misa y la Procesión del Santo Patrón. También se celebran distintas actividades culturales una gran verbena en la Caseta Municipal.

 

ORGANIZA TU VIAJE

QUE VER

Cargando…

Que hacer en Cantoria

Si estás pensando en hacer un viaje diferente para descubrir lugares bonitos y pueblos con encanto que no suelen ser muy conocidos, una escapada a Cantoria es una excelente opción. Nuestro pueblo cuenta con muchas opciones a realizar y te recomendamos las que seguro serán de tu interés.

SERVICIOS

AYUNTAMIENTO

DATOS

Ayuntamiento de Cantoria

Dirección: Plaza de la Constitución, 1, 04850 Cantoria, Almería
Web: http://www.cantoria.es/
Contacto: 950 43 60 00

MAPA