Radio: No
Radio:
km Set radius for geolocation
Buscar

Olla de trigo

Olla de trigo

En las tierras de Almería y nuestra vecina Murcia es muy típico éste plato “la Olla  de Trigo”, nosotros en los pueblos del interior de Almeria se suele hacer en invierno, pero como todo en esto momentos, la demanda puede ser en cualquier época del año.

No vamos a poner aquí una receta al uso; con gramos, y medidas , lo que queremos transmitir es una “forma de hacer” de nuestras abuelas y madres:

¿Qué lleva la receta de la olla de trigo?

La base de una buena olla, es siempre la misma. Se prepara un buen caldo con carne de cerdo, que era, y es lo que siempre se ha tenido en las casas de los pueblos: oreja, patas, un buen trozo de tocino magroso, el rabo, y una buena porción de huesos salados y espinazos. Para ésta olla utilizamos el garbanzo, una de las legumbre fundamentales de nuestra alimentación.

Pues bien, comenzamos: Una vez seleccionados los huesos y las carnes de cerdo, las lavamos para quitarle impurezas. Se meten en la olla llena de agua y comienza a hervir. Como a todas/os nos ha pasado, cuando vemos las impurezas flotando en la superficie de la olla, las vamos eliminando. Una vez ha hervido todo durante un cuarto de hora, aproximadamente, se le añade los garbanzos, y ahora si, paciencia y buena letra un buen caldo necesita su tiempo de “chup chup”, una hora y medio cómo mínimo.

No creais que nos olvidamos del trigo, el elemento que le va da nombre a ésta olla. Nosotras/os lo solemos comprar en el “mercaillo” de Serón, o en cualquier otro del Valle del Almanzora, mi mamá pues lo compra en Macael. Pero a veces también ocurre que en la Tienda de Mª Angeles también lo tienen. Compramos un kilo u dos para poder limpiarlo y cocerlo y tenerlo preparado para cualquier ocasión.

Para limpiar el trigo hay que echar un ratico, a mi me enseño mi madre, a ella su abuela y así se ha ido pasando de generación en generación. Mejor limpiarlo en el exterior pues así cuando soples el trigo “la piel” va a salir esparcida y volando y eso es lo que nos interesa. Una vez tenemos el trigo lo más libre posible de esa cascarilla lo lavamos bien y lo ponemos a cocer.

El trigo es duro, y necesita un buen rato de cocción, así pues si te tiene preparado del día anterior, mejor. Una vez cocino “se tiene que abrigar”, esto que significa, pues que tenemos que dejarlo reposar para que engorde un poquito y se quede blandito. Se deja en la misma olla y se cubre con un trapo de cocina. Yo en casa de mi abuela lo he visto muchas veces “abrigao”.

Continuamos con la receta, no tenemos que olvidar que la olla está al fuego y se está haciendo ese maravillo caldo blanco, tenemos que continuar limpiando las impurezas. La carne y los garbanzos están guisados, a última hora se la añade unas patatas y un buen ramillete de hinojo, cogido del monte mejor por sus aromas. Y el trigo ya cocido. Por lo general nosotros la morcilla se la añadimos a última hora para que no se rompa, pero si es morcilla que está un poco más seca se le incorpora a la vez que las patatas.

Un buen plato de trigo calienta el cuerpo y el espíritu. BUEN PROVECHO

 

Puedes comer este plato en:

La Posada del Candil
“Paraje el Ángulo”, Ctra.5406 Serón dirección Las Menas
Serón – Almería
Teléfono: 696 388 561 – 675 987 242

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con