Radio: No
Radio:
km Set radius for geolocation
Buscar

Fortaleza de Sierro / Hisn al-Zuerro

Referencia: AL-CAS-184

Corresponde a los siglos IX-XIII. Situada en la cima de la alquería con el papel de refugio y alcazaba urbana. Destaca su prominente altura y su amplia visibilidad sobre el territorio. Es un castillo-fortaleza medieval de estilo islámico bereber. Está situado en la parte más alta del núcleo habitado, elevándose sobre el río Boloyunta (nombre árabe del rio de Sierro) unos 300 metros. Se conservan las ruinas de una fortaleza con un torreón, cuadrado y macizo, controlando el valle del río y con la torre-alminar de la iglesia-mezquita a pocos metros por debajo del torreón. La fortificación está muy erosionada y los vestigios que subsisten son elementos discontinuos de la muralla con dos perímetros defensivos concéntricos, un Torreón, dos torres poco proyectadas al exterior, una puerta lateral y un aljibe. Desde él se puede ver Somontín, Lúcar y Urracal, la parte alta del valle del Almanzora. La gran torre domina la entrada al valle y su camino de acceso; por la parte suroeste, las estribaciones de la sierra de los Filabres y el alto valle del Boloyunta. Construcción andalusí finalizada en la época almohade (siglo XII), con elementos e influencias almorávides.

Situación

El castillo nazarí de Sierro se encuentra en la localidad del mismo nombre, provincia de Almería.

Historia

En el Alto Valle del Almanzora hay importantes castillos o hussün, el más antiguo el de Tíjola la Vieja (siglo IX), citado por al-Hayyan y al-Idrisi. Esta comarca tenía abundante población muladí y mozárabe, emigrada de ciudades y campos a zonas altas y seguras, huyendo de la intolerancia tras la invasión musulmana. Tenían frecuentes luchas con el poder central del emirato cordobés y se organizan con una torre o fortificación protegiendo cada alquería. Hasta 1125, fecha de partida de la mayoría de los mozárabes del Almanzora con Alfonso I de Aragón, conviven con la población bereber. Hay abundantes topónimos en los Libros de Apeo, como el mismo vocablo Sierro, topónimo romano y mozárabe de Serro, nos indica abundante población cristiana.

El castillo de Sierro remonta sus orígenes al periodo pre islámico. La hipotética reconstrucción del sistema defensivo originario se basa en el análisis de su emplazamiento, materiales y técnicas constructivas empleadas, planta y alzado. La datación del conjunto se fundamenta en paralelos establecidos con estructuras similares de la época goda y emiral en el Islam peninsular.

En la zona de los Filabres es importante la densidad de fortalezas. Ibn al-Jatib hace una relación detallada de las aglomeraciones de los Filabres y Alto Valle del Almanzora. Ibn Hayyan en 913 relata la rendición de Ubayd Allah ben Umayya ben al-Saliya a Abd al-Rahman III al-Nasir. Umayya le entrega todos sus castillos y baluartes, de la comarca, que eran cerca del centenar, entre ellos la cercana fortaleza de Ragasana en Tíjola la Vieja

En los valles de montaña los asentamientos fortificados tienen el mismo esquema. El castillo con su alquería se encuentra en la cabecera del estrecho valle que baja al río Almanzora, para protegerse de las incursiones de musulmanes o cristianos, especialmente en épocas de cosecha.

La fortaleza de Sierro tiene dos círculos defensivos, uno inferior y otro superior. El círculo inferior de piedra sin argamasa con distribución topográfica y una gran torre recuerda los antiguos castrumromanos y godos. El círculo superior parece corresponder a inicio emiral y terminación almohade.

El hisn de Sierro está situado en la cima de la alquería con el papel de refugio y alcazaba urbana, dada su continuidad con la zona del barrio alto. La alquería medieval de Sierro esta agrupada alrededor de su hisn, fortaleza que aún domina todo el valle. El castillo esta en lo alto del cerro, el lugar es totalmente estratégico para controlar el amplio valle de cultivo regado por las aguas del Boloynta. Destaca su prominente altura, su amplia visibilidad sobre el territorio, que podía dar aviso a toda la población en caso de ataque o amenaza. Esta organizado en doble recinto, con un refugio superior en el centro del castillo. La fortaleza es de planta topográfica, adaptada al terreno, creando ángulos para mayor defensa de la misma, dividida en dos terrazas inferior y superior. En la parte posterior es inaccesible por la altura y pendiente del cerro, actualmente en esta zona se ha construido una rampa de acceso.

En las labores de reconstrucción recientes se han encontrado cerámica, escorias de hierro y plomo, armas, monedas y ponderales almohades de la kura de Jaén.

Podemos corroborar la datación pre islámica y emiral del círculo o cerca inferior de piedra. La muralla o cerca superior es de tapial (tabiyya), realizando un circuito serpenteante con una torre maciza hasta el adarve y una cámara accesible desde este. Señales constructivas de identidad almohade sobre una primitiva cerca ibero romana (siglos IX- XII).

Descripción

Arquitectura militar

El término hisn (castillo o ciudadela fortificada) designa un conjunto complejo, territorial y social definido por la jurisdicción que ejerce el hisn sobre los habitantes de la zona. Está emplazado en un lugar elevado, en la cima de un cerro poco accesible, constituido por un sólido recinto que lo circuía y por detrás un tajo a pico (noroeste). El recinto de la fortaleza encierra un espacio restringido sin más ingreso que una puerta lateral y medio oculta de sólidas hojas forradas de placas de hierro. Este recinto solo contiene unas pocas instalaciones permanentes: cisterna para agua de lluvia, almacén de armas y de reserva de víveres, varios alojamientos elementales para la guardia y el torreón. Por debajo y fuera del edificio empieza el arrabal con los artesanos y comerciantes y una mezquita de modestas dimensiones. En caso de alerta la población del arrabal se encierra en el reducto trasladando sus bienes muebles.

La fortaleza de Sierro es un castillo-fortaleza medieval, de estilo islámico. Corresponde a la denominada fortaleza de alquería con dos círculos defensivos concéntricos. Un primer círculo elevado de piedra y sobre él un baluarte superior con una cerca o muralla perimetral simple de tapial y un torreón cuadrado que protege la entrada en recodo. La arquitectura militar está representada por los restos de un castillo y un aljibe en el recinto superior. Está situado en la parte más alta del núcleo habitado, al suroeste del pueblo, elevándose sobre el río Boloyunta unos 300 metros y sobre el nivel del mar 790 metros. Su superficie tiene unas dimensiones de unos 800 metros cuadrados y un diámetro de 25 a 40 metros, extendiéndose por la cúspide del cerro en dirección sureste-noroeste (120º SE – 270/300º NW) desde el torreón hacía la rampa actual de acceso.

Muros y torreón

Podemos observar las ruinas de una fortaleza con un torreón cuadrado, macizo hasta el adarve, con una gran cámara superior cuadrada y una cerca de tapial rodeando el recinto superior. El Castillo controla el valle del río y la torre-alminar de la iglesia-mezquita a pocos metros por debajo del torreón y a su izquierda desde el mismo. La fortificación está muy erosionada y los vestigios que subsisten son escasos: elementos discontinuos de las dos cercas con dos perímetros defensivos concéntricos. En el superior un gran Torreón, dos torres poco proyectadas al exterior, una puerta lateral y un aljibe. La fortaleza presenta una distribución topográfica de los muros, con un paño de la cerca en forma aserrada.

La fortaleza de Sierro recuerda la de Tíjola la Vieja, hay abundante material arqueológico, cerámica y abundantes escorias de hierro (cronología desde los siglos XII al XV). Los dos círculos perimetrales defensivos formados por los restos de las dos murallas están separados por un pasillo de uno y medio a cinco metros, de anchura, según los lugares. La cerca superior se conserva con una altura de 1-6 metros por 60 metros de largo, en trozos de uno a cuatro metros de longitud y de 0,60 metros a 0,80 metros de anchura, construidas directamente sobre la roca del monte.

Los muros del recinto inferior están realizados con piedras, lajas y ripios, calcáreas, silíceas y de esquisto local no trabadas o escasamente unidas con mortero de barro, apoyan sobre la roca sin cimentación. Las rocas están alineadas y dispuestas con cantos de piedra más o menos regulares. La construcción de los muros es similar en los castillos de los Filabres y recuerdan los castillos del Atlas marroquí. Siguen totalmente la forma de cerro.

La cerca del recinto superior es de tapial. Podemos ver primero un muro curvo siguiendo la pared de la montaña, después un gran torreón cuadrado y a continuación una estructura amurallada en forma dentellada para apoyarse en la forma natural del monte.

A unos 5 metros del pico norte de la fortaleza, en el perímetro interior, nos encontramos una entrada de 2 metros de anchura, paralela al muro interior, disimulada y con acceso desde el adarve inferior, orientada 90º este. Esta puerta, en recodo, es típica de las fortalezas almohades, en un lugar poco accesible, no visible, difícil de localizar y fácil de defender, con un pasillo, recto 5 metros y después con curva de 180º que dificulta el asalto.

El muro defensivo superior de tabiya, de unos 80 metros, circunda la parte más alta del castillo. En el círculo perimetral exterior de piedra sin argamasa, de unos 110 metros, existen los restos de una gran torre cuadrada en la zona que domina todo el valle, a 120º de orientación sureste. Estas torres cuadradas son particularmente tipológicas en la sierra de los Filabres, bien formando parte de fortalezas (Velefique, Bacares, Benitagla, Benizalon, Chercos Viejo, Tahal) o de torres de alquería (Alcudia, Benimina de Benizalon) La torre de forma cuadrangular (5,75 x 4 metros) tiene una altura de 14 m. sobre la calle Castillo, está construida de piedra sin encofrado

El piso de la torre del recinto superior construida sobre el adarve del inferior tiene ocho metros de altura sobre el perímetro exterior y está situada frente a la torre de la iglesia. Está construida con encofrado musulmán o tabiyya. La altura de las tongadas es de 0,76 m. Es una torre maciza, lleno de piedras y tierra, destaca sobre el resto de la fortaleza y es practicable desde el castillo con una gran cámara cuadrada. Desde el se puede ver Somontín, Lúcar, Urrácal, la parte alta del valle del Almanzora y la sierra de Lúcar. La gran torre domina la entrada al valle y su camino de acceso; por la parte suroeste, las estribaciones de la sierra de los Filabres y el alto valle del Boloyunta.

El aljibe

El Castillo conserva un aljibe de planta rectangular con bóveda de medio cañón ligeramente rebajada, con 6 metros de largo en planta y 0,55 metros de diámetro en la apertura de acceso superior o lumbrera. Esta a ocho metros en línea recta del torreón de la fortaleza, en la terraza superior, en lo alto del cerro, excavado en la risca. El aljibe abovedado está revestido de cal y almagra que lo hace impermeable. Su situación en el extremo superior del área amurallada impedía el abastecimiento privado. Es un aljibe subterráneo con la lumbrera o agujero rectangular para la respiración del agua.

El aljibe garantizaba el agua a los moradores de la fortificación en caso de asedio, forma parte de una tradición mediterránea milenaria, como lugar de almacenamiento de agua. Es una parte fundamental de la fortaleza para abastecimiento de las tropas, población y transeúntes. La cisterna o aljibe es siempre una nave abovedada, sin escaleras de acceso y con una lumbrera superior para extracción de agua y ventilación. Estos aljibes son en muchos casos los únicos vestigios que quedan en pie de una fortaleza, alquería o cortijada. Esta realizado de tapial hormigonado (siglo IX)

La maqbara

En el lado sudoeste, junto a la fortaleza, en el perímetro inferior, junto a la cima del monte, estaba la maqbara o cementerio. Ha permanecido como tal hasta 1935. Recientemente ha sido derruido totalmente junto con el muro del perímetro exterior para la construcción de un mirador.

Estado de conservación

En estado de ruina consolidada. Solo quedan algunos vestigios de las murallas, torres y aljibe y sobre estos se ha reconstruido la cerca utilizando la misma piedra de los escombros.

Protección

El castillo de Sierro fue declarado Bien de interés cultural con la categoría de Monumento (código: 40840002) y protegido como Catalogo General del Patrimonio Histórico titulado ¿Protección de los Castillos Españoles¿ por decreto en el B.O.E. de 22 de abril de 1949 y posteriormente Monumento o Bien de Interés Cultural el 25-6-1985, por la Ley 16/1985 sobre el Patrimonio Histórico Español. En el año 1993 la Junta de Andalucía otorgó un reconocimiento especial a los castillos de la Comunidad Autónoma de Andalucía.

Bajo la protección de la Declaración genérica del Decreto de 22 de abril de 1949, y la Ley 16/1985 sobre el Patrimonio Histórico Español.

Visitas

Es de acceso libre.

Alrededores

Más información sobre el municipio de Sierro y sobre la provincia de Almería en Monumentalnet (www.monumentalnet.org).

Libros y publicaciones

  • Castillos de España (volumen I). VV.AA.. Editorial Everest, S.A.. León, 1997. (Pg. 82).
  • Sierro, memoria de una alquería. Alberto Castellón Sánchez del Pino.

 

Fuente: www.CASTILLOSNET.org

http://www.castillosnet.org/espana/informacion.php?ref=AL-CAS-184

Dirección

Nuestra dirección:

Castillo de Sierro - Almeria

Planificar Ruta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con