RUTA DEL MÁRMOL

Un buen punto para iniciar la ruta es Albanchez, pueblo con canteras y fábricas de manipulación de piedra natural al que se accede por Almanzora o Cantoria. Abandonar la A-334 (salida señalizada), o desde Almería por la carretera N-340 hasta el cruce de Uleila del Campo con dirección a Cantoria. A la entrada del pueblo contemplaremos un monumento realizado en mármol blanco como homenaje al agricultor. Albanchez es un pueblo amurallado y posee una arquitectura y trazado llamativos, muy propios de la herencia histórica de la zona.

Desde Albanchez podemos continuar hacia Líjar o Cóbdar. En Líjar pueden visitarse las canteras de Lobera, Cerro de Huertecicas y cañadas de la Viña. Son célebres sus talleres de trabajo del mármol, granito, travertinos, y cremas, entre otros. En Cóbdar apreciamos el impacto visual de la gran cantera de Los Calares, con cinco espectaculares bajadas de agua. Quedan restos de la industria de la minería que merecen ser visitados.

Desde Cóbdar, la carretera nos conduce hasta Chercos, donde encontraremos yacimientos arqueológicos del II milenio a. C. como el de Piedra Moros, con grabados ruprestres que representan escenas de la vida cotidiana de los primeros pobladores de la zona. De Chercos, atravesando las montañas, se alcanza la capital del mármol, Macael, pueblo que da origen a una de las variedades de mármol más conocidas y prestigiosas en el mundo: Blanco Macael. Entre Olula y Macael se encuentra el Centro Tecnológico Andaluz de la Piedra Natural, auténtico centro neurálgico de la historia, tecnología, estudios y proyectiva de la producción de mármol en esta singular zona de la comarca del Valle del Almanzora.

Desde Macael, productor del afamado oro blanco del Almanzora, podemos realizar un recorrido que trepa por las laderas de los Filabres, hasta el pueblecito de Laroya. De vuelta por Macael, continuamos viaje por la carretera de Tabernas-Olula del Río. En Olula, dos edificios religiosos sobresalen por sus características: La Iglesia de San Sebastián y la de Nuestra Señora de la Asunción, que tiene la particularidad de estar construida entera de mármol. Tras cruzar esta localidad subimos hasta Purchena por la A-334. En Purchena, al comienzo del puente sobre el río Almanzora, encontraremos el arquero tallado en mármol blanco, estatua colocada en conmemoración a los Juegos Moriscos de Abén Humeya que se celebran cada año.

Desde Purchena merece la pena subir a Urrácal por la carretera Baza-Huércal Overa. En este pueblo podemos visitar Cave Canem, empresa dedicada a la fabricación artesanal de mosaicos de lujo de inspiración romana a partir de la piedra natural.

De regreso por la A-334 llegaremos a Olula del Río, pueblo en el que podemos visitar la Casa Museo Ibáñez y numerosos talleres especializados en la artesanía del mármol. A un par de kilómetros, siguiendo la A-334, se llega a Fines, pueblo que recibe al viajero con una gran escultura de mármol y una avenida adornada con esculturas en piedra natural. En Fines se encuetran la Escuela del Mármol y el Museo del Mármol, de visita fundamental para el viajero interesado en la artesanía y la industria de esta zona.

El recorrido puede finalizarse en Cantoria, donde está ubicada la empresa Cosentino, quizás la más activa en la comercialización del mármol Blanco Macael de todo el mundo.

 

http://www.turismoalmeria.com/ruta-del-marmol

http://valledelalmanzora.org/el_valle/elvalle_ruta2.php

¿Podemos Ayudarle?