La Virgen del Saliente (La Pequeñica)

La imagen de Nuestra Señora del Buen Retiro de los Desamparados del Saliente es una talla barroca de 58 cm de madera de tilo y ricamente policromada. Se desconoce la fecha exacta de su creación, pero se supone que tuvo lugar iniciándose el siglo XVIII. Debido a su talla es conocida popularmente como “La Pequeñica” y es objeto de gran veneración y cariño por parte de miles de devotos.

La iconografía recoge la visión del capítulo 12 del Apocalipsis. La tradición de la Iglesia ha visto en esta imagen apocalíptica la figura de María o de la Iglesia, asociada a la victoria de Jesucristo sobre el pecado y sobre la muerte.

Simbolismo de la Virgen

Un gran signo apareció en el cielo: una mujer vestida de sol, la luna bajo sus pies y una corona de doce estrellas sobre su cabeza; y está encinta. Y apareció otro signo en el cielo: a un gran dragón rojo. Y el dragón se puso en pie ante la mujer que iba a dar a luz, para devorar a su hijo. Y dio a luz a un hijo varón, el que ha de pastorear todas las naciones con vara de hierro. Su hijo fue arrebatado junto a Dios y junto a su trono.

 

La Romería

Cada 8 de Septiembre tiene lugar la peregrinación religiosa que va desde la Plaza Mayor de Albox hasta el Santuario del Saliente.

Miles de peregrinos caminan siguiendo el curso de la Rambla para alcanzar el Santuario, situado en las laderas de la sierra de las Estancias en el Cerro Monterroel, a unos 19 km de Albox. La fiesta fue declarada de Interés Turístico Andaluz en el año 2002.

 

HISTORIA

Construido durante las últimas décadas del siglo XVIII, el Santuario de Nuestra Señora del Buen Retiro de los Desamparados del Saliente es uno de los más importantes centros de peregrinación del sureste español. Se halla en el término municipal de Albox. En él se alberga la conocida Virgen del Saliente, imagen dieciochesca que goza de gran devoción popular en las comarcas próximas, tanto de la provincia de Almería como de las cercanas. El Santuario fue declarado Bien Cultural de Interés Nacional en el año 1992 y es uno de los monasterios más grandes de Andalucía Oriental.

El templo se construyó sobre la antigua ermita erigida en el poblamiento prehistórico de Monterroel, un  enclave privilegiado para los primeros asentamientos humanos, debido a su localización en la ruta histórica que llevaba de la comarca de los Vélez a la del Valle del Almanzora.

La planta del Santuario es rectangular, de cuarenta y seis metros de largo por cincuenta metros de ancho. Es de estilo barroco, en transición hacia el neoclásico. La fachada principal, abierta sobre la explanada del Roel y bordeada por muros de contención, consta de dos puertas abiertas al atrio del templo y al portal del claustro. Dos ventanas que dan a la tribuna enmarcan la vacía hornacina central. Adosadas al templo, están las antiguas dependencias del capellán con su artístico balcón de forja.

EL POZO DE LOS DESEOS

El centro del patio lo ocupa un pozo poligonal que daba agua al monasterio.  En la actualidad es partícipe de muchas leyendas como la de echar tantos granos de trigo como personas a las que querías desearle fuerza y salud; y la más extendida, que es en la que primero se pide un deseo y después se lanza una moneda al pozo.

Fachadas del Santuario

La fachada este, gracias al desnivel del terreno, tiene dos plantas. La primera, originariamente dedicada a las caballerizas, es hoy una confortable hospedería. Una serie de ventanas, así como un gracioso balcón, proporcionan luz a las desiguales habitaciones de la planta superior. La fachada norte, sólo tiene una puerta para acceder al patio posterior. Al oeste, se conservan las ventanas originales del Santuario. Por lo tejados sobresalen la cúpula de crucero y sus tres torreones adyacentes.

El templo es de cruz latina, con tribuna al fondo. Las pechinas bajo la cúpula albergan yeserías referidas a las Letanías Lauretanas. Seis capillas, vacías desde la Persecución  Religiosa, jalonan la nave y las dedicadas al Sagrado Corazón y al Arcángel San Miguel en las de crucero. Quemado el grandioso retablo en 1936, actualmente hay una talla de Don Jesús de Perceval y algunos valiosos enseres que rodean la hornacina del camarín. Del altar mayor parten dos puertas, una desemboca en la sacristía y otra a la capilla del Santísimo.

LA HOSPEDERÍA

Ubicada en el Santuario, la Hospedería del Saliente, con 13 habitaciones, es un lugar único, rodeado de naturaleza, serenidad, piedra e historia. Con el tiempo se ha convertido en una alternativa muy atractiva de turismo para amigos, familias y parejas que optan a unas vacaciones más tranquilas, paseos por el campo, deportes al aire libre… así como disfrutar de cierta exclusividad y, sobre todo, noches más frescas y plácidas.

Al estar en el Santuario, las habitaciones están consideradas como patrimonio nacional de interés cultural. Todas las habitaciones cuentan con aire acondicionado, conexión Wi-Fi gratuita, escritorio y armario. Algunas tienen baño privado con secador de pelo y bañera o ducha, mientras que otras tienen acceso a un baño compartido.

EL RESTAURANTE

El restaurante Virgen Del Saliente tiene una capacidad de hasta 180 comensales y sirve platos regionales tradicionales. Tiene una terraza exterior con vistas impresionantes a las montañas. La terraza está abierta en  verano. El establecimiento cuenta con sala de juegos y salas de conferencias.

¿Podemos Ayudarle?